En Desatascos Henares somos especialistas en la retirada de amianto y por eso hemos hablado en bastantes ocasiones de este material aquí en nuestro blog. Sin embargo, aunque siempre nos refiramos al amianto de una manera genérica, la realidad es que existen diferentes tipos de amianto. En concreto, es posible hallar el amianto blanco o crisotilo, el amianto azul o crocidolita, el amianto marrón o amosita grunerita, el amianto gris o tremolita amianto y el amianto amarillo. Hoy profundizaremos en este último.
 
 

Antofilita

El amianto amarillo, también conocido como antofilita, es un mineral silicato anfíbol. Se encuentra formado por magnesio y, con bastante frecuencia, ciertas impurezas de hierro. Puede localizarse entre las rocas que presentan una naturaleza metamórfica. Dado que en ocasiones adopta la forma de fibra, el amianto amarillo ha sido muy utilizado como asbesto en la industria de la construcción por sus cualidades refractarias. Quizá no tanto como otras variantes, pero aún la antofilita está muy presente en nuestro país.
 
Como el resto de amiantos, el amianto amarillo se encuentra prohibido por la legislación del amianto que está vigente en nuestro país. Después de todo, y como el resto de amiantos, es altamente tóxico para la salud humana. De hecho, el amianto amarillo es una de las versiones más tóxicas del amianto. De ahí que hayamos de proceder con un cuidado y una profesionalidad enorme a la hora de retirarlo de los inmuebles españoles, donde se encuentra en ocasiones dado que fue utilizado hasta el año 2002.
 
 

Amianto amarillo o antofilita

Como hemos explicado en muchos de nuestros artículos, la toxicidad del amianto depende de que este esté liberando micropartículas al ambiente. Eso ocurre únicamente cuando no se encuentra en estado óptimo. Es por eso que la legislación del amianto en España establece solamente la obligatoriedad de retirarlo cuando se encuentre deteriorado o haya cumplido su vida útil. Esta varía en función del tipo de amianto y, en el caso de la antofilita, estamos ante una vida útil bastante más reducida que la del resto de amiantos.
 
¿Crees que podrías tener alguna estructura u objetivo fabricado con amianto amarillo en tu hogar? Deja que una empresa especializada como Desatascos Henares realice una inspección avanzada y segura. Después de todo, la manipulación de estas estructuras u objetos es suficiente para poner en riesgo nuestra salud. Hasta tal punto que las autoridades solo permiten la manipulación del amianto amarillo a aquellas empresas que cumplen con todos lo requisitos para retirar amianto. Nadie más puede tocar este material.
 
 

Amianto amarillo qué es

Una decisión muy drástica que está completamente justificada. Después de todo, la exposición continuada al amianto amarillo puede generar enfermedades graves como la asbestosis, el cáncer de pulmón o el cáncer en otros endotelios como el pericárdico, el intestinal o la túnica vaginal. En este sentido, es fundamental que tanto la exploración de este material como su retirada sean llevadas a cabo por una empresa autorizada que cuente con un plan de intervención aprobado por el órgano competente de la comunidad autónoma.
 
En cuanto a los usos más concretos de la antofilita, este amianto amarillo tan peligroso, está su utilización en ciertas pinturas y selladores industriales, lo que provoca que los principales afectados por este amianto sean los mineros y los astilleros. Sea como sea, desde Desatascos Henares estamos siempre preparados para intervenir cualquier estructura con el objetivo de retirar cualquier cantidad de amianto amarillo de manera completamente segura. Tanto para nuestros trabajadores como para el resto de personas.