En pleno 2020 todos somos conscientes de la peligrosidad que tiene el amianto para la salud humana. Hasta tal punto que quienes han vivido en contacto directo con el amiento tienen muchas probabilidades de sufrir asbestosis o cáncer de pleura, entre otras enfermedades. Quizá por ello resulte sorprendente que el amianto siga tan presente en nuestras vidas. Como hemos dicho en numerosas ocasiones, puede encontrarse en todo tipo de inmuebles construidos antes del año 2002 -consulta nuestro post sobre dónde hay amianto en una casa-. Pero también hay amianto en el metro de Madrid.
 
 

Amianto metro Madrid estaciones

Quizá estés preguntándote cómo es eso posible. La razón es muy sencilla: el metro de Madrid es un sistema de transporte muy antiguo y el amianto no fue prohibido hasta el año 2002. Antes de ese momento era muy utilizado como material aislante en la construcción de todo tipo de estructuras. Nadie conocía sus efectos en la salud humana. Por eso puede encontrarse amianto en el metro de Madrid. Concretamente, en algunas de sus estaciones, tal y como recogen documentos del propio Metro de Madrid.
 
Hay un plan de retirada. Más concretamente, el ayuntamiento de Madrid prevé que el amianto sea retirado completamente de las 53 estaciones en las que se encuentra para el año 2025. Estaciones que van desde las estaciones más céntricas como Gran Vía, Tribunal, Manuel Becerra, Príncipe de Vergara, Sainz de Baranda, Cuzco o Ciudad Universitaria a otras como Prosperidad, Gracia Noblejas, Pavones, Duque de Pastrana o Cruz del Rayo. Son solo algunas de las estaciones de Metro Madrid con amianto.
 
 

Dónde hay amianto en el metro

Ya sabemos que en el metro de Madrid hay amianto. Pero no es lo mismo que se encuentre en un espacio del metro que en otro. Como hemos explicado muchas veces, son las micropartículas del amianto las que tienen un efecto nocivo para nuestra salud. Concretamente cuando son inhaladas. Así que la pregunta clave aquí es dónde hay amianto en el metro de Madrid. ¿Tienen los millones y millones de pasajeros que lo utilizan en el año algo de lo que preocuparse? La respuesta es que no. Los pasajeros pueden estar tranquilos.
 
El motivo es que el amianto se encuentra localizado en uno de los componentes eléctricos ubicados bajo los propios trenes. Los viajeros no tienen acceso a dicho lugar, lo que los mantiene a salvo de las partículas que pueden inhalarse. Sin embargo, los trabajadores que realizan labores de limpieza y mantenimiento en estas zonas sí corren un grave peligro. Hasta tal punto que son varios los enfermos de asbestosis entre el equipo de profesionales de metro Madrid. Ellos sí tienen acceso a donde está el amianto en el metro.
 
 

Qué es amianto en el metro de Madrid

¿Qué es el amianto en el metro de Madrid? Un problema que va mucho más allá de lo técnico. Después de todo, hablamos de trabajadores que se han visto afectados en grado sumo por la toxicidad de este elemento. Varios de ellos incluso han perdido la vida. El amianto en el metro de Madrid, incluso cuando no afecta a los pasajeros, es un problema de salud público que requiere una respuesta profesional cualificada para acabar de manera tajante y para siempre con el amianto en el transporte público.
 
El caso del metro de Madrid es muy notorio porque se trata del sistema de transporte público local con más relevancia de nuestro país. Son muchísimas las personas que lo utilizan día tras día. Pero en nuestro país es posible encontrar muchos otros espacios con amianto. De hecho, iremos encontrando más conformen pasen los años. Queda mucho trabajo por hacer para expulsar definitivamente al amianto de nuestras vidas. Desde Desatascos Henares ponemos nuestro granito de arena. Cuidamos de vosotros.