Retirada de amianto

Nos encargamos de sus tuberías con amianto

Gestionamos todo tipo de tuberías de fibrocemento con amianto, desde su retirada hasta tu gestión en el vertedero. Estas tuberías se han estado cambiando y retirando de manera ilegal años atrás.

Los residuos de uralita han de cambiarse activando un protocolo higiénico sanitario que nos evitará contraer enfermedades derivada de los asbestos.

La retirada de amianto se ha de realizar cuando las tuberías de fibrocemento han llegado al fin de su vida útil, nunca debemos reparar este material.

Una vez realizada la retirada de amianto se descontaminará la zona utilizando diversos aspiradores de filtros EPA, desarrollados específicamente para la aspiración de este tipo de elementos cancerígenos.

Los residuos de amianto se han de controlar una vez realizada la sustitución, los controlaremos a través de dos mediciones ambientales, una personal y otra ambiental, que realizará nuestro técnico en prevención de riesgos laborales con la especialidad en salud e higiene industrial.

Una vez realizadas estas mediciones, se mandarán a laboratorio en donde las analizarán y nos darán respuesta entre 2 y 3 días después de la sustitución.

Una vez tengamos el resultado de estas analíticas y sean negativas, se podrá proceder a cerrar mochetas y paredes.

La retirada de amianto es de carácter obligatorio cuando la tubería de fibrocemento llega al fin de su vida útil.

Retirada y transporte de tuberías con amianto

La retirada de amianto se ha de realizar de manera muy meticulosa ya que este material contiene asbestos, estos asbestos, si están por el aire y los respiramos pueden introducirse en nuestro aparato respiratorio, produciendo problemas cancerígenos.

El transporte de tuberías con amianto se realizará en un vehículo homologado para ello, teniendo que estar autorizado por la autoridad competente, en nuestro caso la Comunidad de Madrid, este certificado se denomina Nima de transporte.

Este Nima de transporte junto con el seguro de responsabilidad civil de catástrofes medioambientales es de carácter obligatorio ya que en caso de accidente este material sería de gran impacto para la salud.

Estos materiales que transportaremos hasta el vertedero, tuberías de amianto, residuos de uralita, etc se han de encapsular previamente antes de guardarse en sacos. Evitaremos de esta manera la fuga de partículas de asbestos.

Una vez encapsuladas las tuberías de amianto, las guardaremos en sacos estancos, estos sacos se han desarrollado específicamente para guardar materiales y residuos de amianto. No producen fugas y son de gran dureza.

Una vez guardados estos materiales se llevarán a una empresa de gestión de residuos peligrosos, específicamente de retirada de amianto.

Es necesario por ley tener los permisos obligatorios para la entrada al vertedero, cada residuo de amianto que entra en este vertedero ha de ser nominativo, especificando de donde viene y cuando se ha retirado, evitando de esta manera la entrada ilegal de residuos tóxicos.

Expertos en la retirada de amianto

En Desatascos Henares, S.L. hemos apostado enérgicamente por la retirada de residuos de amianto, durante años este material ha pasado desapercibido dentro de nuestras viviendas.

Según varios estudios las tuberías de amianto tienen como vida útil unos 20-25 años, es decir, estamos prácticamente en el final de esta etapa. Consideramos que una tubería de fibrocemento ha llegado al final de su vida útil cuando se rompe, se debilita y provoca humedades.

Según la ley vigente, este material no se debe reparar sino que debemos sustituirlo. Esta medida tan estricta se debe principalmente a que, si modificas, cortas, o rompes esta tubería de amianto para resinarlo debes activar el protocolo de seguridad medioambiental. Una vez que activamos este protocolo la única vía que disponemos es el de la sustitución.

Los residuos de uralita seguirán estando en nuestras viviendas durante muchos años ya que se dejó de utilizar en la construcción en el 2008. Muchas veces no somos conscientes de lo que puede llegar a producir este material.

El origen del fibrocemento se remonta a 1900, año en el que fue ideado por Ludwig Hatschek, un ingeniero austríaco.

Para la fabricación del fibrocemento, originalmente se utilizaba el amianto como fibra de refuerzo, pero cuando se hicieron patentes los problemas de salud que causa, se fue abandonando paulatinamente su uso en los distintos países (en España, a partir de la década de 1990). Se ha intentado sustituir el asbesto por otros tipos de fibras, como fibras de celulosafibras vinílicas, o fibra de vidrio. El último caso ha tenido una gran aceptación por parte del mercado, al no ser un material nocivo para la salud y al haber mejorado las propiedades mecánicas del fibrocemento. Sin embargo, los tubos de todo tipo, que se fabricaban mediante centrifugado del material, no han logrado ser reproducidos con celulosa, por lo que ha debido abandonarse su uso.

Contacta con nosotros

Estamos aquí para ayudarte, Número de teléfono, Web, Dirección, servicio 24h, atención telefónica 24h 365 días. Correo electrónico. Ubicación Google. Como llegar Google, etc.