En los últimos tiempos hemos profundizado, desde aquí, desde el blog de Desatascos Henares, en temas tan importantes en la gestión de los residuos como la eliminación de los olores de las arquetas o la limpieza de la fosa séptica, elementos ambos fundamentales en algunos sistemas de aguas residuales. Pero las fosas sépticas no son la única solución para viviendas no conectadas al alcantarillado público. También contamos con los pozos ciegos. Y en este artículo vamos a explicarte cómo higienizarlos con bacterias.
 
 

Bacterias pozo ciego

Porque sí, tanto las fosas sépticas como los pozos ciegos son instalados en viviendas que carecen de vínculo con el sistema de alcantarillado municipal público. Sin embargo, y pese a compartir finalidad, ambos cuentan con una diferencia fundamental: mientras las fosas sépticas están conectadas a sistemas de drenaje y hacen la eliminación paulatina de las aguas residuales acumuladas, los pozos ciegos no. Estos se acumulan y deben ser vaciados con nuestra intervención. Las bacterias para pozo ciego son claves en ese sentido.
 
¿La razón? Estas aguas residuales, que van acumulándose en el pozo ciego poco a poco, pueden convertirse en una amenaza para el medioambiente y para las personas. El empleo de las bacterias para pozo ciego es una estrategia fundamental para sanear las aguas antes de devolverlas al sistema de aguas. En concreto, los productos que debemos utilizar son conocidos como activadores biológicos, paquetes de microorganismos no patógenos que garantizan un mantenimiento natural óptimo de los pozos ciegos.
 
 

Bacterias para pozo ciego o negro

También conocido como pozo negro, el pozo ciego deberá ser sometido al efecto del activador biológico con bacterias para pozo ciego periódicamente. ¿Pero cada cuánto exactamente? En realidad, todo depende del número de personas que convivan en una vivienda. Una buena estrategia consiste en introducir una vez por semana una bolsita de activación biológica para los hogares en los que vivan entre una y cuatro personas. Y, si conviven entre cinco y ocho, dos bolsitas. Así sucesivamente. Es muy importante.
 
Después de todo, la utilización de las bacterias de pozo ciego nos proporciona muchísimas ventajas. Y una de las más importantes tiene que ver, como apuntábamos antes, con evitar la contaminación del planeta que deriva de la filtración o evaporación de residuos tóxicos desde el pozo ciego al medioambiente. Pero además estas bacterias también consiguen frenar los malos olores procedentes de la descomposición de residuos en el pozo ciego, consecuencia inevitable de la acumulación de los mismos en ese espacio.
 
 

Bacterias para pozo ciego o fosa séptica

Pero debemos tener en cuenta que las bacterias para pozo ciego no son utilizadas únicamente para cuidar de estos espacios de acumulación de residuos. Aunque, como decíamos antes, las fosas sépticas cuenten con su propio sistema de eliminación de residuos, la realidad es que también pueden verse muy beneficiadas de la presencia de un activador biológico cada determinado tiempo. Después de todo, los residuos podrían ser descompuestos naturalmente en muy poco tiempo. Especialmente en los meses calurosos.
 
En ese sentido la utilización de bacterias de pozo ciego para fosas sépticas también es recomendable. Para hacerlo debe seguirse el mismo procedimiento que a la hora de aplicar el activador biológico al pozo negro: introducir en el inodoro una bolsita de activación cada semana. Es un sistema de purificación económico, de gran efectividad y muy sencillo de utilizar. No obstante y si necesitas nuestra ayuda profesional para ello, no lo dudes y contáctanos. En Desatascos Henares estamos siempre listos para servirte.