91 669 07 92 [email protected]

Las redes de saneamiento no siempre funcionan de la misma manera. Existen muchas circunstancias únicas que pueden condicionar la estructura de la misma y requerir soluciones concretas. Pensemos, por ejemplo, en las viviendas que se encuentran lo suficientemente alejados de los núcleos urbanos como para que no se pueda conectar la red horizontal de saneamiento de las mismas con el alcantarillado público. En casos así, la solución pasa por instalar una fosa séptica o por instalar un pozo ciego prefabricado.
 
 

Para qué sirve un pozo ciego prefabricado

Antes de profundizar en el pozo ciego prefabricado, es necesario comprender qué son los pozos ciegos en primer lugar. Y vamos a explicarlo comparándolo con las fosas sépticas. Ambos son estructuras que sirven a las personas y a las familias con viviendas no conectadas al alcantarillado público para deshacerse de todos los residuos excrementales y demás residuos generados en las mismas. La diferencia es que en el pozo ciego se produce una filtración de las aguas residuales y en la fosa séptica no.
 
¿Qué significa esto exactamente? Pues que los pozos ciegos reciben las aguas residuales, las almacenan y las van filtrando progresivamente a las paredes de los propios pozos y posteriormente a la tierra, pues estos se instalan en el suelo. Por el contrario, las fosas sépticas reciben las aguas residuales, las almacenan y las van descomponiendo progresivamente gracias a bacterias y otros microorganismos. Por esto los usos del pozo ciego prefabricado estén reduciéndose cada vez más y más. Es menos seguro.
 
 

Características de los pozos ciegos prefabricados

De hecho, los pozos ciegos han sido prohibidos en muchos países por cuestiones de salubridad. Puesto que las aguas residuales van filtrándose en la tierra, una aglomeración de pozos ciegos puede generar bastantes más residuos contaminantes de los que la tierra puede gestionar. Por eso en los últimos años hemos visto la aparición de las bacterias para pozo ciego, así como de los pozos ciegos prefabricados, más preparados en la contención de las aguas residuales y más efectivos en el tratamiento.
 
 

Ventajas de los pozos ciegos prefabricados

Las características del pozo ciego prefabricado son muy variables. Así podemos encontrar en el mercado una gran cantidad de propuestas en diferentes dimensiones, diseños y volúmenes. Lo que está claro es que estos pozos ciegos son una alternativa más económica a los pozos ciegos de construcción personalizada. En otro de nuestros artículos hablamos acerca de cómo hacer un pozo ciego. Lo cierto es que, aunque más caro, esto último resulta mucho más productivo. Depende de las necesidades de cada uno.
 
 

¿Qué medidas debe tener un pozo ciego?

En líneas generales, y según nuestra experiencia como constructores de pozos ciegos, las medidas mínimas han de ser de dos metros de ancho y un metro de profundidad por residente, siempre teniendo en cuenta el nivel de la capa freática de la tierra. Siguiendo estas cifras podemos dar con la clave con independencia de la cantidad de personas que vivan en una vivienda. En cualquier caso, hay otros factores que pueden marcar la diferencia a la hora de elegir las medidas de un pozo ciego. Consulta a los expertos.
 
 

Cómo se instala un pozo ciego prefabricado

Instalar un pozo ciego prefabricado resulta mucho más sencillo que instalar un pozo ciego desde cero. Al fin y al cabo, ya está diseñado y construido. Lo único importante es seguir las recomendaciones que incluye el fabricante en el producto. Y, si tienes dudas, siempre puedes contar con nosotros. Conocemos cada uno de los pozos ciegos prefabricados del mercado y sabemos cómo instalarlos de manera óptima.