91 669 07 92 [email protected]

La sosa cáustica, conocida científicamente como hidróxido de sodio, ha sido producida de distintas maneras a lo largo de la historia. Primero, mediante la calcinación de plantas en lo que llamamos producción de sosa de origen orgánico. Posteriormente, y de la mano del científico Nicholas Leblanc, se comenzó a producir con la ayuda de sal y ácido sulfúrico. Luego se pasó a un método basado en amoniaco y dióxido de carbono. Y en la actualidad se genera mediante electrólisis del agua salada. Veámoslo.
 
 

¿Qué es la sosa cáustica?

La sosa cáustica, también llamada popularmente soda cáustica o hidrato de sodio, es un hidróxido sólido en temperatura ambiente con un gran potencial corrosivo. Es precisamente por esto que suele emplearse para muchos fines diferentes. En este otro post de nuestro blog, sobre los usos de la sosa cáustica, descubrirás los más importantes. En líneas generales, son la industria petrolera y la industria de la limpieza las que han explotado más las propiedades de esta sustancia. ¿Pero cómo se hace?
 
 

como-se-fabrica-sosa-caustica

 
 

¿Cómo se hace la sosa cáustica?

En la actualidad, y como ya hemos mencionado anteriormente, los seres humanos obtenemos sosa cáustica a través de electrólisis. En concreto, mediante electrólisis de una solución acuosa de cloruro sódico. Es, en consecuencia, un subproducto derivado de la producción del cloro. Y un cambio respecto a la naturaleza histórica de la sosa cáustica, la cual era carbonato de sodio, mientras que ahora, y como ya hemos apuntado, se trata de hidróxido de sodio. Pero profundicemos más en el proceso de producción.
 
En concreto y como argumentan desde el portal web especializado en cosmética Ajedrea, “al progresando la electrólisis se van perdiendo los cloruros, siendo sustituidos por iones de hidróxido que combinados con los cationes sodio presentes en la disolución forman el hidróxico sódido”. Y ahora ya conoces cómo hacer sosa cáustica. No obstante no queremos quedarnos con las ganas de explicarte cómo lo hacíamos antes de que el método de la electrólisis entrara en nuestras vidas. Hablemos del origen de la sosa.
 
 

¿De dónde viene la sosa caustica?

La sosa cáustica original, aquella producida a partir de la calcinación de plantas, procedía de muy diferentes fuentes. Porque cada país utilizaba lo que tenía a mano. Sin embargo, y al menos en la zona mediterránea, la planta más utilizada para la producción de sosa cáustica era la Salsola Kali, además de la Salsola Sativa, otra variante perteneciente al género Salsola sp. Aquí podríamos ubicar el origen de la sosa. La respuesta a la pregunta de de dónde viene la sosa cáustica. Pasemos a unos cuantoa apuntes clave.
 
 

caustica-sosa-fabricar

 
 

Para qué se utiliza la sosa cáustica

El primero de ellos tiene que ver con la utilización de la sosa cáustica. Como ya hemos dicho, es un material ampliamente empleado en diferentes industrias. Así, podemos encontrar su presencia en la producción del papel, de la maceración de textiles, en el desarrollo de jabones y detergentes o en la creación de productos y sustancias para el desatascado de tuberías. De hecho, es uno de los productos más recomendados para solucionar este tipo de incidencias en las redes de saneamiento de aguas residuales.
 
 

Sosa cáustica en limpieza

En cualquier caso, y aunque nos repitamos, desde Desatascos Henares desaconsejamos tajantemente el uso de la sosa cáustica. Para cualquier fin. Y el motivo es sencillo: estamos hablando de una sustancia corrosiva que puede provocar graves quemaduras en las personas. Incluso sin que medie contacto físico directo. Y por eso resulta conveniente dejar su utilización en manos de los profesionales industriales. Por cierto, aprende a eliminar la sosa cáustica de una tubería con este otro tutorial de nuestro blog.