En Desatascos Henares utilizamos nuestro blog para comunicaros cosas importantes. Información esencial relacionada con el amianto que puede serviros para protegeros de sus consecuencias en la salud humana. El ejemplo más paradigmático es nuestro artículo titulado Dónde hay amianto en el metro, pero también ese otro titulado Cómo saber si hay amianto en mi casa. Son preguntas de utilidad. Sin embargo, en el post de hoy queremos responder a una pregunta más vinculada a la curiosidad que a la utilidad.
 
 

Asbesto de dónde proviene

En concreto, queremos responder a la pregunta de de dónde viene el asbesto exactamente. Una pregunta que, si nos has estado leyendo últimamente, sabrás que no puede ser única. Después de todo, amianto no es un concepto que refiera exclusivamente a un material. En realidad, el término amianto, que significa algo así como “indestructible” en griego por sus increíbles propiedades resistentes, refiere a diferentes minerales de composición metamórfica fibrosa muy peligrosos para nuestro organismo.
 
En ese sentido, cada uno de esos materiales proviene de un lugar diferente. Lógicamente, y al tratarse de un mineral, el amianto se encuentra de manera normal en la naturaleza. De hecho, y según los arqueólogos, hay indicios de que diferentes tipos de amianto eran utilizados durante la Edad de Piedra para fortalecer varios productos cerámicos. No obstante, fue durante finales del siglo XIX cuando entendimos de dónde proviene el asbesto y comenzamos a explotar dichos lugares a través de la minería.
 
 

Procedencia del asbesto

Una minería que desconocía las consecuencias de la inhalación de micropartículas de amianto para la salud, razón por la cual tantísimos trabajadores de la minería han muerto en el último siglo y medio debido a esta tarea de extracción del amianto. Por suerte, durante las últimas décadas del siglo XX comenzamos a ver con claridad los efectos del amianto en las personas y los países impulsaron normativas de prohibición, aunque siguen utilizándose en muchos países en vías de desarrollo. Ahora sí: ¿De dónde proviene el asbesto?
 
Pues depende de la variedad de asbesto concreta. Por ejemplo, los yacimientos de grunerita se encuentran en Australia, en China y en Estados Unidos principalmente, aunque otros países tienen algunas reservas. Tal es el caso de España, donde podemos hallar yacimientos en Madrid, Vigo y Ojén (Málaga). Por su parte, y en cuanto al asbesto azul o crocidolita, los principales yacimientos mundiales están en Sudáfrica, además de en menor medida en Australia. Ahora ya sabes de dónde proviene el asbesto.
 
 

Origen del asbesto

O al menos dos variedades de asbesto, porque existen algunas más. Una de las más famosas es el crisotilo, la variedad más utilizada debido a la geometría y tamaño de sus fibras, que la hace un poco menos peligrosa y letal. Los yacimientos más grandes del mundo se hallan en la península del Labrador, en Canadá, seguida de Italia, Rusia, Rodesia, Suiza y Estados Unidos. Además, en España podemos encontrarla en La Coruña, en la villa gallega de Santa Marta de Ortigueira. Eso sí, su empleo comercial está prohibido en España.
 
La riebeckita se halla en la isla de Socotra (Yemen), Transvaal (Sudáfrica), Massachuttes (Estados Unidos), Alemania, Noruega y Ucrania. Nuevamente en España encontramos reservas en Galicia. La tremolita está en Finlandia, Italia, Canadá, Suiza, Tanzania y Estados Unidos. Por último, la antofilita se encuentra en Noruega, Groenlandia y Estados Unidos. Saber de dónde proviene el asbesto es pura curiosidad. Lo más importante es saber protegerse de él identificándolo y llamando a una empresa profesional de retirada.