91 669 07 92 [email protected]

Muchas de las tapas de alcantarillas que encontramos en las ciudades son redondas y esto tiene una razón científica: las figuras redondas mantienen un diámetro constante, lo cual permite garantizar que en ningún momento la tapa caerá dentro del agujero. En este sentido, la utilización de esta figura geométrica responde a la seguridad, la protección y la comodidad. Y ahora que conoces por qué las alcantarillas son redondas, vamos a profundizar un poquito más en el aspecto técnico de esta curiosidad.
 
 

Origen de las alcantarillas redondas

La anchura de una figura plana, como la de una tapa redonda de metal, refiere a la distancia existente entre dos puntos opuestos del borde de la misma. En ese sentido el círculo mantiene una achura constante puesto que la distancia que podemos hallar entre dos puntos cualquiera de su borde siempre es la misma. Es lo que se conoce como diámetro. Y, como ya hemos apuntado, esto imposibilita físicamente la caída de la tapa a través del agujero de la red de alcantarillado. Sin importar las circunstancias.
 
El origen no está claro. Lo que sí sabemos es que los seres humanos no dimos con esta solución de un modo inmediato, sino que probamos otras geometrías antes de hallar esta solución. De hecho, en la actualidad aún podemos encontrar tapas de alcantarillado cuadradas o rectangulares en algunos puntos de la ciudad. Y eso se debe a que están tapando agujeros muy pequeños. Así, y aunque las tapas caigan por los mismos, son fácilmente recuperables. Para los agujeros profundos se usan siempre redondas.
 
 

alcantarilla-redonda

 
 

Cuándo se empezaron a utilizar alcantarillas redondas

No tenemos una información históricamente precisa de este acontecimiento. Lo que está claro es que hubo unas cuantas problemáticas derivadas con tapas de alcantarillado cuadradas o rectangulares antes de que el uso de la tapa redonda se popularizara y extendiera por todo el mundo. Hoy, cuando los profesionales están trabajando en la limpieza de alcantarillados de la red de saneamiento de aguas residuales, agradecen de manera consciente o inconsciente la presencia de las tapas redondas.
 
 

Ventajas de las tapas de alcantarilla redondas

Las ventajas de las alcantarilladas redondas son muy claras. Al fin y al cabo, unas tapas que pudieran caerse a través de los agujeros del alcantarillado público serían una tapas muy incómodas. Después de todo, estos agujeros pueden llegar a ser muy profundos y extraer las tapas del fondo sería muy poco práctico. Además, las caídas podrían dañar la estructura del alcantarillado. No tendría sentido usar tapas de alcantarillado cuadradas o rectangulares para estos casos. Simplemente no merece la pena.
 
 

alcantarillas-redondas

 
 

Otros tipos de tapas alcantarillas

Como ya hemos indicado anteriormente, en las redes de alcantarillado público podemos encontrar distintos tipos de tapas, entre las cuales encontramos también las rectangulares. Pero si un operario especializado se decidiera a abrirlas y mostrárnosla, veríamos que son acceso a puntos menos profundos como arquetas. Esa diferencia de profundidad hace perfectamente válidas estas otras tapas de alcantarillado. Exactamente lo mismo ocurre con las tapas de alcantarillas cuadradas. Seguro que las conoces.
 
 

Tapas de alcantarillas cuadradas

En resumen, los diferentes tipos de tapas de alcantarillas tienen diferentes funciones y sirven para proteger a la gente de agujeros de distinta profundidad. En cualquier caso, y aunque las tapas redondas sean lo más, la realidad es que las tapas cuadradas de alcantarillas y las tapas rectangulares de alcantarilla cuentan con otros mecanismos de seguridad para proteger a los viandantes. Una de esas medidas, probablemente la más importante, es el peso. Se trata de elementos muy pesados.